Mantén limpia las heridas y los golpes de tu hijo para prevenir la osteomielitis

La osteomielitis se debe a la presencia de bacterias en el interior del hueso pudiendo llegar a la médula ósea, afectando de tal forma, que la persona pueda llegar a perder la movilidad completa del miembro afectado, o peor aún, ocasionar una infección generalizada por la entrada de bacterias al torrente sanguíneo. Casi siempre ocurre en los niños debido a que son los que se encuentran en mayores situaciones de riesgo al momento de correr y presentar fracturas o heridas abiertas, las cuales, sino se tienen el cuidado correspondiente se puede infectar y dar origen a esta enfermedad.

Cuando la osteomielitis aparece en los adultos, suele deberse a un compromiso del sistema inmunitario (drogodependencia, infecciones del canal de la raíz de un diente, por el uso de medicamentos inmunosupresores, incluso en los pacientes con tuberculosis). Es por ello que es de vital importancia que conozcas mas del tema para saber cómo prevenirlo a su debido tiempo.

¿Qué es la osteomielitis?

La osteomielitis es una infección súbita o de larga data que abarca la totalidad del hueso y sus componentes, incluida la médula ósea y el periostio (membrana que rodea el tejido osea para proporcionarle nutrición y regeneración) , normalmente causada por una bacteria piógena, micobacteria​ y/o hongos. Cuando es crónica puede dar lugar a esclerosis ósea y deformidad.

¿Cómo se produce la osteomielitis?

La osteomielitis se va a producir por varias vías, las cuales te mostraremos a continuación:

Vía hematógena: por ejemplo, a través del torrente sanguíneo, siendo la mas frecuente en donde las bacterias viajan a través de la sangre y llegan al hueso.

  • Vía contigua: Cuando se esparcen por contigüidad o cercanía al hueso desde áreas locales de infección, así como la celulitis o bien por un trauma penetrante
  • Vía directa: cuando ocurre un traumatismo o herida justamente que perjudique el hueso directamente
  • Causas iatrogénicas como reemplazos articulares o la fijación interna de fracturas o de canalizaciones (endodoncias, tratamientos de conducto) de la raíz de los dientes.

Una vez que el hueso está infectado, los leucocitos entran en la zona infectada, y en su intento de eliminar los organismos infecciosos, liberan enzimas que corren el hueso. El pus se extiende por los vasos sanguíneos del hueso, ocluyéndolos y formando abscesos lo cual priva al hueso del flujo sanguíneo, y se forman en la zona de la infección áreas de hueso infectado desvitalizado, conocido como secuestro óseo, que forma la base de una infección crónica. A menudo, el organismo tratará de crear nuevo hueso alrededor de la zona de necrosis.

¿Como puedo saber que mi hijo y/o familiar está padeciendo de osteomielitis?

  • La osteomielitis se produce con frecuencia durante la infancia, con una media de edad de 6 años.
  • Casi nunca ocurre en el período neonatal.
  • Se encuentra preferentemente en las metáfisis más fértiles: cerca de la rodilla, por debajo del codo.
  • En el 30 a 40% de los casos, se observa la aparición de una lesión menor en los días anteriores a la aparición de la infección.
  • En el caso típico, es una persona que se queja de dolor en el extremo de un hueso largo, este dolor tiene un comienzo súbito, ocasionalmente acompañado de fractura y una deficiencia funcional de la extremidad afectada.
  • La suave movilización de la articulación adyacente es posible.
  • El síndrome infeccioso está marcado con una fiebre superior a 38 °C, deterioro del estado general, escalofríos y sudoración. Más adelante en el curso de la infección, hay un aumento del volumen e inflamación localizada.
  • Existe un estado de agitación o postración o cojera.

¿Cómo se trata la osteomielitis?

  • La osteomielitis requiere de una terapia de antibióticos prolongada, llevando de semanas a meses. Para este fin, a menudo se coloca una línea intravenosa central.
  • La osteomielitis también puede requerir el desbridamiento quirúrgico.
  • Los casos graves pueden conducir a la pérdida de una extremidad.

¿Cómo se previene?

  • La manera más fácil de prevenir la osteomielitis consiste en mantener la piel bien limpia.
  • Todos los cortes y heridas, sobre todo las heridas profundas, se deben limpiar a conciencia.
  • Lave las heridas con agua y jabón, manteniéndolas bajo el agua corriente durante por lo menos cinco minutos seguidos para enjuagarlas bien y eliminar cualquier resto de suciedad.
  • Para mantener la herida limpia después de lavarla, cúbrala con una gasa estéril o un paño limpio.
  • Puede aplicar en la herida una crema antibiótica de venta sin receta médica, pero lo más importante es mantenerla bien limpia.
  • Las heridas deben empezar a cicatrizar en las primeras 24 horas y curarse por completo en un plazo de una semana. Una herida que tarda más tiempo en cicatrizar y/o que causa mucho dolor debería ser evaluada por un médico.
  • Los niños también deben llevar al día su calendario de vacunación.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *